Las Escrituras      Ayudas para el estudio  | Buscar  | Opciones  | Marcado  | Ayuda  | Español 
Imprimir   < Anterior  Siguiente >
EL PRIMER LIBRO DE NEFI
SU REINADO Y MINISTERIO
CAPÍTULO 3
  7 Y sucedió que yo, Nefi, dije a mi padre: aIré y haré lo que el Señor ha mandado, porque sé que él nunca da bmandamientos a los hijos de los hombres sin cprepararles la vía para que cumplan lo que les ha mandado.

Notas al pie de página
7a
1 Sam. 17:32.
  32 Y dijo David a Saúl: No se desaliente el corazón de ninguno a causa de él; tu siervo airá y bpeleará con este filisteo.
1 Rey. 17:11–15.
  11 Y yendo ella para traérsela, él la volvió a llamar y le dijo: Te ruego que me traigas también un bocado de apan en tu mano.
b
c
Gén. 18:14.
  14 ¿Hay para Dios alguna acosa difícil? Al tiempo señalado volveré a ti, según el tiempo de la vida, y Sara tendrá un hijo.
Filip. 4:13.
  13 Todo lo puedo en aCristo que me bfortalece.
1 Ne. 17:3, 50.
  3 Y así vemos que los mandamientos de Dios se deben cumplir. Y si los hijos de los hombres aguardan los mandamientos de Dios, él los alimenta y los fortifica, y bprovee los medios por los cuales pueden cumplir lo que les ha mandado; por tanto, él nos proporcionó lo necesario mientras permanecimos en el desierto.
DyC 5:34.
  34 Sí, por esta causa dije: Detente y espera hasta que te mande, y te aproporcionaré los medios para que cumplas lo que te he mandado.