Las Escrituras      Ayudas para el estudio  | Buscar  | Opciones  | Marcado  | Ayuda  | Español 
Imprimir   < Anterior  Siguiente >
EL LIBRO DE HELAMÁN
CAPÍTULO 5
  12 Y ahora bien, recordad, hijos míos, recordad que es sobre la aroca de nuestro Redentor, el cual es Cristo, el Hijo de Dios, donde debéis establecer vuestro bfundamento, para que cuando el diablo lance sus impetuosos vientos, sí, sus dardos en el torbellino, sí, cuando todo su granizo y furiosa ctormenta os azoten, esto no tenga poder para arrastraros al abismo de miseria y angustia sin fin, a causa de la roca sobre la cual estáis edificados, que es un fundamento seguro, un fundamento sobre el cual, si los hombres edifican, no caerán.

Notas al pie de página
12a
Mateo 7:24–27.
  24 A cualquiera, pues, que me aoye estas palabras y las hace, ble compararé a un chombre prudente que edificó su casa sobre la droca.
DyC 6:34.
  34 Así que, no temáis, rebañito; haced lo bueno; aunque se combinen en contra de vosotros la tierra y el infierno, pues si estáis edificados sobre mi aroca, no pueden prevalecer.
Moisés 7:53.
  53 y el Señor dijo: Bendito es aquel por medio de cuya descendencia vendrá el Mesías; porque él dice: Yo soy el aMesías, el bRey de Sión, la cRoca del Cielo, que es extensa como la eternidad; quien entre por la puerta y dsuba por medio de mí, jamás caerá; por tanto, benditos son aquellos de quienes he hablado, porque vendrán con ecanciones de gozo sempiterno.
b
Isa. 28:16.
  16 por tanto, Jehová el Señor dice así: He aquí, yo soy el que ha puesto en Sión como fundamento una apiedra, piedra probada, preciosa bpiedra angular, cimiento estable; el que crea no se apresurará.
Jacob 4:16.
  16 Mas he aquí que esta aroca, según las Escrituras, llegará a ser el grande, y el último, y el único y seguro bfundamento sobre el cual los judíos podrán edificar.
c
3 Ne. 14:25, 27.
  25 y descendió la alluvia, y vinieron los torrentes, y soplaron los vientos, y dieron con ímpetu contra aquella casa; y no bcayó, porque estaba fundada sobre una roca.